viernes, 27 de julio de 2007

Un milagro para Víctor




Encontré una canción muy especial hace unas semanas, precisamente en un momento muy difícil de mi vida, donde se puso a prueba la escaza fe que antes tenía. Si alguien me hubiese preguntado en ese entonces: ¿ Cuan grande es tu fe?, le hubiera respondido: ¿De qué fe me hablas?.

Existen circunstancias en la vida de cada uno de nosotros donde por más que giremos el cubo no encontramos solución alguna. A lo mejor a ti te ha pasado alguna vez. Esta es la historia de Víctor, pero puede ser la tuya o la mía.

"Días atrás recibí una terrible noticia que podía afectar no solo a mi mismo sino a toda mi familia. Por primera vez sentí lo vulnerable que somos todos nosotros y cuan frágil es la linea que nos separa de la desgracia y calamidad.

Tras la desesperación , la angustia y agonía inicial, miraba a todos lados buscando respuesta, auto consolación, no podía estar quieto un solo segundo, aun sentado mis piernas no dejaban de moverse. Llamé a cuanta gente pude, pero fue en vano, apenas dejaba de hablarle a una persona por teléfono ya estaba marcando el siguiente número en mi lista, cuando de repente, ya no tenía a quién más llamar...

Pedía consejo y nadie podía darme siquiera uno. Dime, ¿Que consejo le darías a alguien que te dice que está por morir, que puede tener una enfermedad que acabaría con su vida?, ¿Como calmarías el llanto de sus hijos?, ¿Como le darías paz a ese pobre corazón?.

La angustia se define según el diccionario como : "Temor opresivo sin causa precisa. -Sofoco, sensación de opresión en la región torácica o abdominal. -Aflicción, congoja, ansiedad", pues yo sentía todo eso y mucho más.

Me enfrenté al hecho evidente de que el problema era demasiado grande para manejarlo yo mismo. Nadie podía ponerse en mis zapatos, cualquiera sentía mi sufrimiento pero solo yo lo sufría intensamente, solo yo llevaba este dolor clavado en mi pecho."


Yo mismo vi a Víctor, como si me estuviera viendo a mi mismo. Me imaginaba lo que sería levantarse una mañana y enterarse que uno tiene una enfermedad que lo puede llevar a la muerte .

Esa tarde, solo en un rincón de su habitación Víctor cerró los ojos, y después de mucho tiempo sintió la necesidad de orar... Oró con humildad, arrepentido por sus errores, por creer durante toda su vida que la auto suficiencia estimula al hombre,lo hace más fuerte, que la incredulidad lo hace desafiar al mundo y lo material es el único medio para alcanzar la felicidad y cubrir sus necesidades.

Ahora todo eso pasaba a ser un lastre, una atadura, un peso sobre su espalda. Víctor no podía más, y en silencio lloró, como talvez nunca antes había llorado en su vida....Era mucho para él y no soportó más. Miró al cielo con esos ojos humedecidos por las lágrimas y suplicándole al Señor le dijo, "Padre ayúdame, ya no puedo más yo solo".

Víctor vivió de espaldas al Señor toda su vida , tomaba decisiones sin que se le pase por la mente buscar a Dios. Pensaba que mientras no mintiera, robase o matase estaba dentro de la voluntad de El. Víctor no es un hombre malo, pero ha dedicado egoistamente sus días para si mismo, él era su prioridad, él , primero él , después, bueno, cualquiera que siga en su lista : su esposa, sus hijos, su madre, su familia y amigos íntimos.

Víctor es real, como lo es su sufrimiento, Víctor espera un milagro, ha vuelto los ojos hacia el Señor, quien es el único que lo reconforta y consuela. El amor de nuestro Señor misericordioso le ha animado a seguir luchando... Yo sé que Dios en su grandiosa sabiduría tiene una misión para él. Víctor ora con mucha fe, se congrega con otros hermanos en una Iglesia Hispana aquí en Columbus. Su fe ha crecido y es lo que lo alimenta a él y a su esposa diariamente.

La historia de Víctor ha cambiado mi vida, como lo han hecho las promesas de mi Dios Padre....

Esta canción es preciosa, es mi favorita y he decidido ponerla en mi blog . Si te gusta, aquí está la letra:
Dios te bendiga !


Al Mundo Dios amó

Al mundo Dios amó, que a su hijo El nos dio
Y todo aquel que creyera en El
No perezca más tenga vida eterna

He tratado de hallar palabras que decir
Y hacerte conocer a un Dios de gran poder
Nada puede en este mundo comparar
Con la paz que siente tu alma cuando El en ti está

Si yo sé que difícil es de contemplar dejarlo todo
Y confiar solo en El
Si yo sé que es la verdad
Que su amor es para ti
Toma su palabra y ves lo que El hará

El es fiel con sus promesas, tomando su mano
Seguro estarás

Hay que dar ese paso de fe
El te ve, te ayudará y paz El te dará

Vida eterna, vida eterna, al mundo Dios amó
Que crea en El, que crea en El
El te ama mucho
El te quiere

Jaci Velasquez


Al mundo Dios amó

1 comentario:

Fernando S. dijo...

Hola José, me quedo que casi sin palabras con esta historia, no me queda mas que decir, que uno a veces en el día a día. Se olvida del creador, de sus bondades, olvidamos su presencia, a pesar de que esta presente en el aire que respiramos, en lo delicado de una flor, en el agua que tomamos, en el mar, en los árboles, en los alimentos, a veces tenemos que enfrentar momentos difíciles, a lo mejor pruebas, pero cuando una oración es dicha desde lo mas profundo del corazón, Dios nos escucha, es en los momentos mas difíciles cuando suele estar de nuestro lado. Espero que Víctor mejore de su salud y la recupere.

Me gusto la canción del fondo de tu blog, al igual que el mismo, cuando elabore mi lista de blog que visito, estarás en mis contactos. Ya que tengo poco tiempo con mi blog, aunque pareciera que tuviera mas tiempo, ahí hablo de todo un poco, pero siempre planteó temas para Reflexionar, temas que afectan nuestras vidas.

Ya esta completo el reportaje sobre el yoga en esta primera entrega, que la divide en 3, ya que es muy largo y seguro mas adelanta volveré a hablar sobre ello.

Un saludo desde Maracay- Venezuela.