jueves, 15 de marzo de 2007

Mis 5 minutos de fama


Una vez más... pasó una vez más y yo que soy un testarudo!. Hace siete años cuando se me ocurrió venir a los Estados Unidos yo solía cantar en Perú. Cantaba por ahí,cuando me llamaban, mientras yo hacia mi vida por otro lado, administrando un casino, viendo los ojos de la gente brillar con lágrimas de pena y alegría de tanto observar esos sietes y esas cerezas girando y girando...

Yo sabía mucho de tragamonedas, pero nunca ganaba nada, todas las noches (mañanas)llegaba a mi casa con el olor a tabaco impregnado hasta en mi ropa interior, llegaba a casa cuando la gente salía a correr por el malecón, o iban por el pan para el desayuno. Mis días se convirtieron en mis noches y mis noches en mis días.
Bueno yo cantaba por ahi de vez en cuando en esas noches agitadas de Lima.Creo que conocí muchos artistas, aunque ellos no me recuerden ahora, o quizás si, quien sabe!!.

Me acuerdo que esperaba mi turno en el piso 21 del Hotel Las Americas mirando desde las alturas las pequeñitas calles de Miraflores alla por el año 95,cuando junto a Nancy Calisto e Isaac Flor ( que en paz descanse) teníamos un show todos los sábados por la noche, el show se llamaba " Siempre en mi corazón"....

Empecé con Nancy cuando ella me escuchó cantar en un recital que dió la Embajada de Italia en el Museo de Osma de Barranco, yo tenía 23 años en ese entonces y cantaba también en el grupo " Estampas Peruanas" del Banco de Crédito, sí, porque tambien fui cajero terminalista del Banco de Crédito en la agencia que está entre Elmer Faucett y la avenida Venezuela en el Callao....( tantos recuerdos !).

Estuve cantando con Nancy cerca de 5 años, viajamos al interior del país, recorrimos casi todos los escenarios de Miraflores, Barranco y San isidro, pero a pesar de eso, nunca me hice famoso, el canto lo tomaba como un pasatiempo, como algo "extra", que me ayudó a solventar mi luna de miel en el Caribe y tantas cenas románticas con Bea en los mejores restaurantes de Lima.

Todo eso pasó, y quizás fue desgano, lo reconozco, pero soy feliz y fui feliz haciéndolo de ese modo. En el Perú es muy difícil ser artista me dijo un día Eva Ayllón...
Bueno, aqui en USA no me dediqué a cantar como muchos pensaron o piensan. Ayudé por ahí en la iglesia de Bea con algunas canciones pero nada especial, hasta hace una semana, o quizás dos.

Mi amigo Kenny se iba a retirar de la compañía y le hicimos una pequeña despedida en un Karaoke. De casualidad había ido la encargada de Recursos Humanos de la compañía donde trabajamos, la cual es una de las más importantes en Ohio, el dueño es uno de los hombres más ricos de los Estados Unidos,es muy probable que hayan oído hablar de ella, es la marca de ropa interior femenina más famosa en el mundo.

No conozco a las modelos, tampoco tengo descuentos para la ropa interior pero nos encargamos de repartir las mercancías a todas las tiendas dentro del país. Bueno, esta señora me oyó cantar en el bendito Karaoke la canción "New York, New York" y me pidío que la cantara en un evento que la compañía realiza internamente dos veces al año para los cerca de 2,000 empleados del centro de distribución aqui en Columbus.

Bueno, parece ser que el bichito por la música está merodeando de nuevo por mi cabeza. Esta cabeza llena de problemas existenciales, legales y que lucha por no dejarse vencer...ahí vamos.
Me han prometido una copia del video del evento, el cual resultó mejor de lo que yo esperaba, pues fue transmitido por satélite incluso a nuestras oficinas representativas de Hong kong. Ayer en mi escritorio había una tarjeta de agradecimiento del Vice Presidente de la compañía....

La vida es eso, oportunidades y decisiones. Me pregunto,¿es esto el inicio de algo?, ¿es la luz que tanto le he pedido a Dios ultimamente?, ¿es una esperanza? o ¿es el adiós?,quien sabe !!.... continuará.

2 comentarios:

Peregrino dijo...

Tómala como una luz, como un momento de regocijo, es que acaso no lo disfrutaste?.

Nos leemos.

Me dijo...

Me encantó. Prometo visitarte de vez en cuando. Besos,