sábado, 17 de marzo de 2007

Dejen en paz a los huevos !...


Se nota que el clima ya está cambiando para el bien de nosotros aquí en el hemisferio norte, la nieve se ha convertido en lluvia y los tulipanes en la mayoría de los jardines de mis vecinos ya están germinando de nuevo.La primavera ya asoma sus narices y los pesados abrigos vuelven otra vez al baúl, por fin me voy a deshacer de esos gorros y guantes de lana que tanto molesta llevarlos puestos.

Hoy en la mañana estuve reparando la pequeña pileta que tengo en el jardín posterior de la casa, aprovechando que el día estaba soleado y fresco ( Me había olvidado por completo de retirar la bomba que se había quedado conectada a la manguera del surtidor todo el invierno y tuve que arreglarla) .De repente,mientras me encontraba entretenido en mis deberes, a mis pies y junto a mis herramientas ahí estaba solitario, uno de los huevos que Bea había arrojado como hace más de un mes al final de "una limpia" que le habían recomendado hacerme. (aquí la historia)

Estaba intacto, por supuesto que completamente descompuesto y lleno de malas energías.Mi suegra había instruido a Bea muy bien: Para que la limpieza con el huevo sea perfecta, este tenía que ser arrogado de espaldas a la parte posterior de la casa.Al caer parece que la nieve evitó que se rompa.

Eso me trajo a la memoria instantaneamente un curioso articulo que había leído hace poco sobre una nueva idea que está revolucionando el concepto de marketing. Muy pronto en los Estados Unidos y talvéz en Latino América y otras partes del mundo usted querido amigo verá publicidad impresa en los huevos.

Así es, valiéndose que la cáscara es un agente aislante y protector del huevo por naturaleza y que posee una superficie neutral y llana perfecta para cualquier grabado, los publicistas han ideado este último intento para influir a los compradores que, afirman los estudios, deciden a menudo su compra durante el paseo por las estanterías de los supermercados.

¿Pueden creerlo?. Por eso, a mi suegra, a mi mujer, a los curanderos y a los publicistas les digo por favor : "Dejen en paz a los huevos".

No hay comentarios.: